Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

¿Qué es un CEO?, ¿qué hace? Te cuento mi experiencia personal como CEO

En este artículo te quiero contar de manera informal cómo es mi visión del puesto de CEO, qué tareas realizo en mi día a día y qué tengo en cuenta a la hora de tocar determinadas palancas para hacer crecer mi negocio. Yo pasé de trabajar solo a tener un equipo de 18 personas y facturar más de 2 millones al año.

¿Qué es para mí un CEO?

CEO que significa Chief Executive Officer lo podríamos traducir como Director Ejecutivo. En España suele ser la persona que dirige la empresa -que no siempre tiene porque ser el dueño o fundador- y que controla que todo vaya bien.

El CEO lidera al equipo, marca objetivos y es responsable del rendimiento final de la empresa al terminar el año.

Piensa como un CEO

Nadie o casi nadie empieza con un equipo, por tanto es muy importante que empieces a pensar como un CEO desde el primer día.

Empieza a pensar en crear una gran empresa, cómo vas a delegar tus tareas actuales, cuáles se te dan mejor, cuáles se te dan peor y necesitas ayuda y cuáles puedes subcontratar en un tercero. También piensa en el dinero, cuánto vas a reinvertir de lo que vas generando al principio para conseguir llegar a tener una gran empresa, cuánto vas a guardar… Son muchas las tareas a gestionar pero en este post te daré luz y forma a cada una de ellas.

Las 4 tareas del CEO

Cuando superas la primera etapa de trabajar solo y empiezas a tener los primeros empleados es cuando de verdad hay que poner en marcha todas las labores que debe realizar un CEO. Estas son las 4 más importantes para mí:

1. Escucha a tus clientes

Los clientes son el centro del negocio y la mejor fuente de información para el futuro de tu empresa. Escucharles te dará información privilegiada para tu negocio y por el contrario, no escucharles, te puede llevar a la quiebra a los pocos años de haber empezado.

Por tanto, aquí se podría decir que se realizan dos tareas como CEO, uno la información cuantitativa y otro la cualitativa.

  • Realiza encuestas de satisfacción / NPS [Te recomiendo este post de SumaCRM]
  • No ignores su feedback. Ponlo en conocimiento de tu equipo antes de descartar cada sugerencia. ¿Quieren una funcionalidad nueva?, ¿quieren más producto?, ¿estarían dispuestos a pagar más por una mejor atención al cliente?
  • Analiza los datos (esto es lo mínimo que deberías saber):
    • Cuántos clientes activos tienes
    • Cuántos se han dado de baja y por qué
    • Cuál es la cesta media de tu negocio
    • Cuánto se gasta un cliente durante todo su tiempo de vida en tu negocio (LTV Lifetime Value)
    • Cuánto te cuesta adquirir un cliente nuevo (Customer Acquisition Cost)

2. Capta, controla y cuida a tus empleados (CCC)

Los empleados son la cara visible de tu negocio. Si un operador de Vodafone, por ejemplo, te atiende mal, te sueles cabrear y decir que Vodafone te ha tratado fatal que es una mierda y que no vas a volver a contratar, pero del empleado en esos casos ni te acuerdas de su nombre. Por ello es importante captar a los mejores, controlar que trabajen sin agobiarles y cuidarlos para que no se vayan a otra empresa, ni aunque les paguen mejor.

¿Cómo puedes conseguir un buen equipo?

  • Busca a los mejores para cada puesto. Y para mí los mejores no son solo los que tienen más estudios (excepto en puestos muy muy especializados). Prefiero que aprendan rápido, que tengan ganas de trabajar, que sean proactivos y no tenga que estar detrás de ellos… que se sientan libres de aportar sus ideas sin perder el foco de su puesto de trabajo.
  • Organiza: si tienes a varias personas para desempeñar la misma función, por ejemplo dos personas para comercial, comienza a crear un departamento y pon al cargo de ese departamento a uno de los dos. Esto dará más confianza al que está al cargo y al que no lo está ganas de poder ascender en un futuro.
  • Controla que ejecutan sus tareas, son productivos… al principio directamente y luego a través de los jefes de departamento. Automatiza esto con métricas que sean fáciles y rápidas de revisar. En mi caso, cada mes me entregan un informe con las métricas principales de cada departamento comparadas con meses anteriores. De este modo podemos ver cómo ha ido el mes y qué podemos mejorar.
  • Habla con todos, sal del despacho; no solo con los jefes de departamento. Debes saber si están contentos, si tienen un mal día, si están estancados en su puesto, si necesitan formación extra… Da voz y voto real a los trabajadores. Muchas veces van a ver cosas que tú no ves. Ayúdales también con sus proyectos personales si tienen y empatiza con su vida personal en lo máximo posible.
  • Visión de la empresa: comunica la visión del negocio, posibles nuevas líneas de negocio, involucra al equipo, sé transparente. En mi empresa todos pueden ver lo que se factura cada día, semana y mes. Esto hace que vean hacia donde vamos y cómo estamos. Recuerda que ellos también dependen de tu negocio al igual que tú. Es trabajo de todos cuidar la empresa.

3. Controla la caja

Por norma general no vas a ser millonario de la noche a la mañana, así que mentalízate para ser conservador e inteligente con el dinero. Piensa que si hay dinero en la caja, habrá empresa para tiempo y podrás dormir mejor, pero si te falta lo vas a pasar mal y todo lo que ello conlleva. ¿Por qué te digo esto? Porque es muy típico invertir los primeros 50.000 € de beneficio en comprarte un coche nuevo que demuestre tu poder adquisitivo. Es el error más común entre nuevos empresarios. Pero tranquilo, al final te lo podrás comprar y con todos los extras que quieras, pero antes de ello asegúrate de lo siguiente:

  • Que vas a poder pagar tus impuestos trimestrales y anuales.
  • Que vas a tener dinero suficiente para pagar a tus proveedores sin retraso.
  • Que vas a tener dinero para pagar a empleados cada mes, durante varios meses.
  • Que tú mismo vas a poder cobrar para centrarte al 100% en tu empresa.
  • Que vas a poder invertir en publicidad de tu negocio cada mes.
  • O, en el peor de los casos, que en caso de quiebra vas a poder cerrar la empresa sin endeudarte de por vida.

¿Y cómo se consigue tanto dinero?

  • Reinvierte todo lo que puedas en tu negocio. [Lee sobre Bootstrapping y autofinanciación]. En tu formación, en empleados, en publicidad… En mi caso reinvertí durante 3 años hasta conseguir superar el millón de euros facturados en la empresa, pero seguía de alquiler y tenía el mismo coche de siempre.
  • Guarda un % cada año para ir creando un colchón financiero. Este colchón será tu seguro de vida y tu tranquilizante por la noche. Con un colchón que pase lo que pase no te vayas a arruinar dormirás mejor.
  • Diversifica:
    • Ingresos: crea más líneas de negocio y no dependas de una sola. Pero no empieces una si otra no funciona. Empieza por el 1, sigue con el 2, el 3… A largo plazo tendrás mucha más seguridad en tu empresa.
    • Clientes: no juegues todo a tu carta y cuidado con los clientes muy grandes. Si un cliente supone el 25% de tu facturación, tienes empleados solo por ello y se va, te quedarás al borde de la quiebra como no hayas guardado dinero. En casos así es conveniente firmar contratos de permanencia para garantizar que las contrataciones que harás salen rentables. ¿El escenario ideal? Que cada cliente sea un % muy pequeño de tu facturación, inferior al 10%. En mi caso el más grande representa un 2%. Si se va me dolería en el corazón, pero podría mantenerme con el resto de clientes.

4. Vende a diario

Vender como estilo de vida.

Vende su negocio a nuevos talentos para trabajar en la empresa, vende creando alianzas, amigos con poder de influencia, vende a su equipo como el más válido del mundo y vende su producto como lo mejor.

Pero es importante que para hacer esto sea verdad. Si vendes como lo mejor algo que no lo es estarás vendiendo humo. Y a medio plazo te descubrirán y te quedarás sin negocio. Sé honesto contigo mismo y con tus clientes. Recuerda que hay que cuidarlos para crear empresas sostenibles.

¿Quieres saber más sobre mi trabajo como CEO?

En este vídeo puedes ver más detalles que siguen el hilo de este artículo.

Author avatar
Mario Armenta
Empresario. Vegetariano. CEO de Publisuites y Digital Content. Socio de True Ranker. Busco ayudar a nuevos emprendedores a convertirse en empresarios. #SinHumo #SinVenderteUnCurso

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *