Bienvenidos al segundo episodio de Hazlo hoy, el podcast de los pequeños consejos que harán grande tu negocio.

«El talento gana partidos, pero el trabajo en equipo y la inteligencia gana campeonatos». Michael Jordan.

Alguien tan grande como Michel Jordan lo tenía claro. Contar con un buen equipo y saber trabajar con él es fundamental para lograr tus metas.

Sin embargo, nadie empieza con un buen equipo. Sueles comenzar tú solo y tienes que trazar un buen plan para conseguirlo, lo que incluye saber qué hacer en cada momento, con quién contar, cómo medir su desempeño, etc.

En otras palabras, tienes que contar con un mapa que impida que te pierdas en tu propio negocio a medida que va creciendo e incorporando nuevos trabajadores.

Justo de eso es de lo que te quería hablar hoy: cuáles son las tres claves que me han llevado a pasar de trabajar solo a hacerlo en compañía de las más de 11 personas que componen mi equipo.

 

Primera clave: Identifica qué tipos de tareas hay en tu negocio y cómo influyen en tus ingresos

Todo comienza por reconocer cuáles son las tareas que hacen crecer tu negocio de forma directa y cuáles de forma indirecta. Puede que esto te suene raro, pero si algo he aprendido en mi trayectoria como emprendedor, es que según el tipo de tarea que sea, tendrás que delegarla en una persona y momento concretos para optimizar tu producción y tus servicios.

¿Que cuáles afectan de forma directa y cuáles indirectamente? Te lo cuento ahora mismo 😉

 

Dos tareas que aumentarán tus ingresos de forma directa

La primera tarea puede sonar a tópico, pero si lo hace, es porque suele ser igual de importante para todos los negocios. Me refiero a vender, vender y ¡vender!

Y mientras vendes, no debes caer en el error de dejar de seguir dando a conocer tu empresa. Por ello, un buen plan de marketing es la segunda de las tareas principales que tendría que hacer una startup al empezar.

Estas dos labores supondrán los ingresos que consigues hoy (vendiendo) y los que conseguirás mañana (gracias a tu estrategia de marketing), por lo que debes atenderlas desde el primer momento.

 

Tareas que influirán en tus ingresos de forma indirecta

Junto con tu actividad comercial y de marketing, es importante identificar otras tareas que no se ven relacionadas directamente con facturación, como el soporte o, paradójicamente, el papeleo propio de los departamentos de facturación.

Contar con un buen soporte conseguirá que tus clientes queden satisfechos y sigan comprando tus productos y eso, indirectamente, tendrá una buena repercusión en el éxito de tu startup.

 

Segunda clave: Delega adecuadamente tus tareas

Ahora es cuando cobra sentido la distinción que te he comentado 😉

Como es lógico, al principio tendrás que encargarte tú mismo de las tareas principales. Eres quien mejor conoce tu negocio y, por tanto, el más capacitado para vender y extender tu marca.

En cambio, las tareas con influencia más indirecta, propias de un departamento de soporte o facturación, podrás delegarlas siempre que sepas cómo hacerlo.

Delegar no consiste solo en escoger a la persona adecuada, sino también en saber acompañarla y guiarla durante todo su proceso de trabajo.

 

¿Cuándo empezar a delegar?

Es fundamental que antes de comenzar a delegar tus tareas te asegures de que eres capaz de generar por ti mismo el dinero para dos personas.

¿Por qué? Porque por muy bueno que sea un trabajador, si no le puedes pagar lo suficiente, tendrá que buscar el dinero en otro lado. Eso significa que compaginará su labor con otros trabajos, en lugar de poder implicarse al 100% como haces tú.

Un consejo rápido para delegar sin tener mucho dinero es hacerlo escalonadamente. Por ejemplo, primero puedes contar con una persona que trabaje dos horas al día para las labores de soporte, luego cuatro horas y, así, irlo incrementando a medida que el negocio va creciendo.

Debes estar totalmente seguro de que le puedes pagarle lo suficiente a cualquier persona que contrates.

¿Suena duro, eh? Al final va a ser cierto que emprender no es fácil 😉

 

¿Cómo escoger adecuadamente los trabajadores en quienes delegar tus tareas?

Otra de las recomendaciones que me gustaría darte es que no delegues ninguna tarea que no hayas hecho tú mismo antes.

Solo así sabrás sabes cuánto se tarda en comprender el proceso de trabajo y realizar sus correspondientes labores. Sí, es cierto, no todos somos iguales, pero esto resulta fundamental para hacerte una idea de cómo está haciendo su trabajo un empleado y cuál está siendo su desempeño.

Ten en cuenta que si una persona no está segura y tú tampoco, esa relación va a salir mal casi con toda probabilidad. En estas circunstancias, es común pensar que el trabajador no está rindiendo lo suficiente, aunque en realidad pueda ser al revés.

Como consejo adicional, te sugiero que no cometas el error de contratar personas-orquesta. Ya sabes, trabajadores polivalentes que dominan varias áreas, y a quien tienes un par de horas para soporte, otra para facturación, otra para ventas, etc.

¿Por qué? Porque si una persona divide su tiempo diario en varias tareas completamente diferentes, lógicamente no va a rendir igual.

Sí, ahora todo me suena lógico, pero lo cierto es que yo mismo he tenido ese fallo, asignando varias tareas de poco tiempo a la misma persona. Te puedo garantizar que lo más probable es que el resultado sea que tanto tú como el trabajador os acabéis frustrando porque notéis que no hay suficiente rendimiento por su parte.

No contrates personas-orquesta y separa por departamentos.

¿Cómo identificar nuevas tareas que ir delegando?

Si lo haces bien, tu negocio estará vivo en todo momento, y cada vez tendrás más tareas y departamentos.

Un buen consejo para no volverte loco es que diseñes una metodología para identificar nuevas tareas. Puede ser algo tan simple como una lista en la que recojas tus tareas de cada día, la cual revisarás cada cierto tiempo para valorar cuál es la carga de trabajo extra y si conviene delegarla en alguien más.

 

Tercera clave: Aprender la lección. Cómo voy a poner en práctica estos consejos en mi nueva startup

Te aseguro que, si tuviese que empezar de nuevo, no dudaría en tener en cuenta todos los aspectos que te he comentado.

De hecho, es justo lo que estoy haciendo ahora que voy a comenzar con Digital Content, una plataforma de creación de contenidos por suscripción.

Lo primero que he incorporado es una persona para comercial (recuerda que lo  primero que hay que hacer es vender) y otra para Soporte (esa labor que conviene delegar en cuanto puedas).

El marketing es lento, y el SEO aún más, pero vender se puede hacer desde el primer día.

De hecho, en mi caso el marketing voy a supervisarlo yo mismo, y es lo que te recomiendo que hagas desde el primer momento si estás capacitado para ello.

Y es que, para concluir, en mi experiencia creo que el CEO tiene que dedicarse al 100% a supervisar el marketing e, insisto, a que el proceso de ventas funcione. A fin de cuentas, es el CEO quien tiene que garantizar que haya caja suficiente para que el equipo pueda salir adelante.

El martes que viene saldrá el episodio 3, donde hablaré sobre teletrabajo y cómo nos organizamos para que funcione.

¿Te apuntas? Hazlo hoy y suscríbete. Comienza a mejorar tu negocio.

En Ivoox: https://www.ivoox.com/podcast-hazlo-hoy_sq_f1675881_1.html

En Spotify: https://open.spotify.com/show/0zNWIzxxaWRMHV21KuPSB1

En iTunes: https://itunes.apple.com/es/podcast/hazlo-hoy/id1456288238?mt=2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *