Dark

Light

Dark

Light

Scroll to top

Cómo empezar a organizar tu primer negocio en Internet

En este artículo te quiero contar cuáles son los primeros pasos que suelo hacer antes de comenzar un negocio en Internet.

Para contártelo de la forma más práctica posible, voy a meterme en la piel de un entrenador y nutricionista que quiere vender planificaciones semanales y conseguir sus primeros clientes. Y voy a ver cómo lo iría desglosando poco a poco. Hasta tener un primer borrador de mi negocio online.

Antes de leer lo que sigue, quiero decirte que cada apartado lo podríamos complicar mucho más, hacer análisis financieros mucho más complejos. Y si fuese un negocio en el que entrar nos costase una inversión muy grande -una fábrica, donde entrase stock, trabajadores, inversión, logística…- habría que hacerlo. Pero para la mayoría de negocios personales que podemos montar con poca inversión en Internet no es necesario.

Dicho esto prepara papel, boli y abre tu mente. Toca ser creativos y analíticos.

1. Idea de negocio

¿Cómo vas a ganar dinero? Pon lo que vas a hacer, cuánto vas a cobrar, cuánto te va a costar y cuál será el modelo de negocio (modelo de suscripción, un pago único, e-commerce, saas, marketplace, dropshipping, print on demand…)

Por ejemplo: voy a vender rutinas semanales de entrenamiento y nutrición por Internet. Voy a cobrar una suscripción de 15 € a la semana y cada domingo por la noche obtendrán en su email la rutina y su dieta para esa semana. Totalmente personalizada. Esto me va a llevar 10 minutos de mi tiempo, por lo que podré hacer 6 planificaciones cada hora = 90 € / hora. Se podrán suscribir y pagar a través de mi sitio web propio, pero lo promocionaré en mi Instagram donde subo contenido que puede interesar a mis futuros clientes.

2. Quién sería tu primer cliente

Quién pagaría por ello; pon nombres y apellidos de gente cercana a ti y que creas que pagarían por lo que vas a hacer y por qué. ¿Qué les solucionas?

Ejemplo: mi amigo Francisco López está atascado en el gimnasio, lleva dos años que no mejora está dispuesto a pagar un extra por ver resultados diferentes. Francisco pagaría por una planificación semanal a medida para conseguir sus nuevos objetivos. ¿No estás seguro del todo sobre si Francisco pagaría o no? Llámale. Mejor solucionar las dudas ahora que aún no has gastado ni un euro. Y cuidado con los amigos «bienqueda», esos que dicen que sí a todo para no hacerte daño, pero luego no te compran a la hora de la verdad. Con dos cervezas de más, a veces, se sinceran mejor.

¿No conoces a nadie que te pudiese comprar? Te recomendaría no montarlo en ese caso o preguntar a más gente, por ejemplo puedes hacer una encuesta con Google Forms y compartirla en tu Facebook.

3. Quién es tu competencia y qué vas a hacer para superarla

¿Conoces a tu competencia? Si no hay ningún competidor, preocúpate. Abrir un mercado es muy muy difícil y muy caro.

Si tienes que crear la necesidad a tu cliente para que te compre y esa necesidad no existía antes es muy probable que tu idea fracase. Asegúrate de que ya lo necesitan y fíjate si tienes competencia que demuestre que puede ser rentable.

Ejemplo inventado: mis competidores son PowerExplosive y PicoDeOro. Ambos venden rutinas semanales de entrenamiento. PowerExplosive cobra 30€ a la semana y PicoDeOro cobra 10€. Pero PowerExplosive incluye la nutrición además del entrenamiento y PicoDeOro no. Por tanto, hay un hueco entre ambos que me permitiría ofrecer la nutrición y el entrenamiento y tener un precio competitivo de 15 €. Así ganaría a los clientes que no les basta solo con el entrenamiento de 10 euros, pero que pagar 20 euros más por la nutrición les parece mucho.

Siguiendo este mismo ejemplo pregúntate, ¿qué más valores te diferencian de tu competencia?

Que aportas tú que ellos no hagan. No te engañes a ti mismo y sé sincero con la respuesta.

Valores como «ser más humilde, hacer las cosas de buena fe, ser más trabajador…» no sirven, no se pueden medir directamente y son las frases que puede usar cualquiera. Debe ser algo que perciba el cliente al contratar o pagar.

Valores diferenciadores serían: entrego la primera rutina de entrenamiento que me contratan en 24 horas y mi competencia suele tardar varias semanas (tiempo), mi producto es mejor porque ofrezco la nutrición y el entrenamiento de forma personalizada, no mando el mismo entrenamiento para todos (calidad), llevo mucho tiempo haciendo este negocio y puedo ofrecer resultados y garantizarlos (experiencia y garantía), atiendo vía email en 24 horas y mi competencia no suele contestar o tardar mucho (atención al cliente, vital en un negocio).

4. Finanzas muy básicas y muy necesarias

Haz previsiones simples de inversión, ingresos y costes. ¿Cuánto dinero tienes para empezar?, ¿cuánto te vas a gastar en montar el negocio?, ¿cuánto vas a invertir en promocionarlo?, ¿cuántos conocidos tienes que podrían ser tus primeros clientes?

Y sobre todo, ¿cuándo vas a llegar al umbral de rentabilidad (break even o punto muerto)?, ¿cuándo vas a conseguir que los ingresos igualen y superen a los gastos y comiences a generar beneficio. Esto te dará una idea de cuánto dinero vas a tener que poner de tu bolsillo hasta que consigas hacer tu negocio rentable.

Ejemplo:

En este documento https://docs.google.com/spreadsheets/d/1fBYqf5LuxvhsDRSTDwKo_hCaHmmB2XAZAGeQ5L9_Utc/edit#gid=0 puedes hacer una copia para tus propias finanzas.

Aquí puedes ver ingresos, gastos, beneficio (EBITDA) e impuestos que debes guardar para no deberle nada a hacienda si resides en España.

** En otro post o vídeo haré un documento mucho más ampliado de previsiones, ingresos y costes, pero para empezar esto es lo que necesitas tener en cuenta.

5. Ponle nombre a tu criatura 🙂

Ponle nombre a tu idea para que empiece a convertirse en una realidad. No te obsesiones con esto, que sea fácil de recordar y tus clientes lo puedan pronunciar es lo mejor que puedes hacer.

¿Cómo elijo yo los nombres?

Me hago una lista con 20 nombres.

Los escribo sin pensar. CambiaFit, GymOnline, MarioFit, SemanaFit, CambioExplosivo, FuerzaSemanal… algunos suenan ridículos pero da igual, los apunto. De esta forma no corto la creatividad.

Luego descarto los nombres que menos me gustan. Me suelo quedar con 3 o 4.

De estos 3 o 4 compruebo:

  • Si ya existen en Google o qué sale si los escribo para evitar problemas de imagen antes de empezar, imagina que era la marca de alguien hace años que estafó a miles de personas y está todo en Google, mejor no usarlo entonces…
  • también miro si el dominio está libre (lo puedes comprobar en dondominio.com por ejemplo),
  • y finalmente voy a la OEPM (Oficina Española de Patentes y Marcas) https://consultas2.oepm.es/LocalizadorWeb/ y miro si es una marca registrada en España.

Si todo está libre, ¡lo tengo! Nombre para mi nuevo negocio 🙂 Para seguir con el ejemplo le llamaré CambiaFit

6. Define lo que necesitas para comenzar a desarrollarlo

Finalmente, sabiendo todo lo anterior. ¿Cómo lo vas a ejecutar? ¿Con una web? ¿Un local a pie de calle? ¿Desde tu Instagram, Youtube…? Veamos como sería con una web para CambiaFit.

Ejemplo de definición siguiendo el ejemplo:

Para mi negocio llamado CambiaFit crearé una web en WordPress con WooCommerce (o contrataré a alguien para que me la haga). En esta web podrán suscribirse mediante PayPal o Stripe y recurrentemente, cada semana, les cobrará el pago automático.

En la página de inicio -o Home Page– voy a destacar varias cosas; que entrego la rutina todos los domingos a las 10 de la mañana. Que pueden cancelar cuando quieran. Que tienen garantías de que van a cambiar su físico si siguen las pautas indicadas. Que les voy a incluir la nutrición y el entrenamiento. Y que pueden pagar con pasarelas seguras como PayPal o Stripe.

Además en esta web mostraré una página de «Quién soy» para ganarme la confianza de los usuarios y pondré todos los estudios que tengo sobre lo que vendo.

Esta página debe tener todo lo legal que necesito para empezar; un aviso legal, aviso y política de cookies, condiciones de uso y contratación (pondré que una vez entregada la planificación no reembolso el dinero) y que pueden probar 14 días gratis sin compromiso, también que no tiene permanencia el servicio y pueden cancelar cuando quieran.

Ah y por supuesto, le instalaré Google Analytics para empezar a medir el tráfico de mi sitio web.

* Haz lo básico para empezar, no metas mil cosas que se te vayan ocurriendo sobre la marcha. Menos es más. Y más barato sobre todo. Recuerda que pusimos 800 € en el coste de la web, puede ser algo menos o puede ser mucho más, dependiendo de lo que pidas y a quién se lo pidas.

¿Y una vez tenga todo esto?

Pues ahora ponte a promocionarlo y sobre todo a vender.

¿Te acuerdas de tu amigo Francisco López del principio?, al que le haría falta una planificación nueva para salir del estancamiento. Llámale, muéstrale tu página web, y sobre todo AYÚDALE. Si le ayudas, resuelves sus dudas, sus miedos, se convertirá en un cliente fiel a tu marca y a ti.

¿Te has quedado con ganas de más? Te recomiendo que antes de montar tu primer negocio veas el siguiente vídeo que hice:

Author avatar
Mario Armenta
Empresario. Vegetariano. CEO de Publisuites y Digital Content. Socio de True Ranker. Busco ayudar a nuevos emprendedores a convertirse en empresarios. #SinHumo #SinVenderteUnCurso

2 comments

  1. Jon

    Hola Mario. He estado viendo tus videos y están de puta madre, claros y directos. Aprovechando que has empezado con ello quería hacerte una consulta sobre tema de finanzas que igual me puedes resolver. Te la hago por aquí por si no quieres que quede pública en youtube o twitter. Verás, en publisuites supongo que tendréis gastos en particulares, tema de redactores y webmasters que no están dados de alta como autónomo o similar, como los redactores de venezuela. Quería saber si esos gastos se pueden contabilizar en el negocio de alguna forma sin tener factura, porque yo no los estoy contabilizando y al final es perder pasta. Muchas gracias, seguiré atento al canal. Saludos

Post a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *